El latrocinio de las eléctricas

Nunca mejor dicho. Con estos gobiernos que está teniendo España, la riqueza de este país se está concentrando cada vez más en manos de un oligopolio de grandes riquezas. Los ricos, cada día son más ricos, y cada vez hay más pobres en España. Y no pobres entre comillas, como de los que se oía hablar ya hace tres años, sino pobres de verdad; lo suficientemente pobres como para que ONGs como Unicef u Oxfam lleguen a pedir ayuda internacional para socorrer a las familias más desfavorecidas, casi todas concentradas en las regiones más meridionales de España.

De lo que se oye comentar más y escribir más en los medios de comunicación es del poder de la banca, que, no conforme con “chuparse” ya más de 50 000 millones de euros (que, según el gobierno actual del PP, supuestamente, iba a devolver íntegramente la banca al tratarse de un préstamo, pero que al final va a tener que pagar el conjunto de “paganinis” de costumbre, es decir, los pobres contribuyentes), por un lado, tiene los suficientes escrúpulos de desahuciar a familias completas, con hijos a su cargo, por deudas que, en no pocos casos, son inferiores a 3 000 euros y que no pueden pagarse en un momento determinado por haberse quedado todos los miembros de la familia en el paro; y, por otro lado, hartarse de cobrar comisiones a la pobre gente que tiene el dinero allí metido, más por obligación que por devoción.

Pero de lo que se habla en este artículo no es de la banca ni de la pobreza. Se trata de las eléctricas, otra pieza clave del oligopolio económico junto con la banca, las constructoras y demás grandes empresas (no se metan, Dios me libre, a las PYMEs en el mismo saco, pues lo están pasando mayoritariamente tan mal como los ciudadanos de a pie).

Y, sobre todo, y más que de las eléctricas en sí, de las argucias que están utilizando para sablear y empobrecer cada día más a la población llana, de base, trabajadora o, incluso que desea trabajar y no tiene la oportunidad en estos tiempos que corren. Cada uno, como le quiera llamar.

Empeza el tema importante, pero no sin antes recordar prácticamente la primera frase de esta entrada: la riqueza de este país se está concentrando cada vez más en manos de un oligopolio de grandes empresas. Y entre ellas, están las eléctricas.

En este siglo XXI, dicen que el siglo tecnológico, la tecnología es un medio de cuestionar el modelo oligopólico. Cada uno, con un pequeño esfuerzo económico de su parte, podría independizarse en ciertos aspectos de ese oligopolio. Pero ahí está el sello gubernamental para jorobar la marrana.

Un ejemplo muy claro es el caso de las energías renovables. El sistema eléctrico español es un sistema eléctrico tradicionalmente centralizado. Las energías renovables, además de todas las ventajas que todos conocemos, tales como reducción de emisiones contaminantes, fuente de energía siempre disponible, gratuita, etc., podrían transformar ese sistema eléctrico centralizado en un sistema eléctrico semi-distribuido. Eso posibilitaría, por una parte, la descongestión de las líneas eléctricas, que en algunas épocas del año (estival e invernal) se colapsan; y, además, la posibilidad de auto-generación de energía, reduciendo la factura energética de muchas familias en unos tiempos que no son halagüeños para nadie.

Pero por detrás aparece Doña Cicuta Gubernamental. Doña Cicuta Gubernamental, inseparable lacaya del poder económico (en este caso, las eléctricas), ve un enorme problema a la vuelta de la esquina: una descentralización energética parcial (¡oh, ya no puede controlar el mapa energético estatal!). Y las eléctricas lo ven desde otro punto de vista: ya no pueden cobrar por toda la energía que se consume en España, se les puede ir parte de los beneficios de sus largos tentáculos.

Así que entre unos y otros, siempre al dictado de la patronal eléctrica (UNESA), se han afanado en neutralizar la posibilidad de la gente de ahorrarse un dinero cada mes a base de la auto-generación energética y, de paso, evitar una posible descentralización energética, aunando otra vez el control en pocas manos.

En paralelo a este tema, se tiene otro, no menos en boga: el llamado déficit tarifario. Gobierno y eléctricas intentan hacer creer que ese dichoso déficit ha sido generado por las ayudas a las renovables (lo que les interesa a ellas erradicar), cuando no es más que un déficit por las ayudas a las grandes eléctricas y a los grandes consumidores energéticos. Por eso no para de crecer cada año. ¿Quién lo tendrá que pagar? Los de costumbre, vaya pregunta más retórica.

Pues este gobierno quiere matar dos pájaros de un tiro: paripé con el déficit tarifario, haciendo ademán de que lo va a erradicar, y, como añadido, la ayuda que quieren las eléctricas: centralizar el control. El resultado es un nuevo Decreto-Ley, sacado a la luz por vía de urgencia el día 12 de julio y aprobado en el Congreso el día 17 de julio con la mayoría absoluta del PP, donde se citan medidas para la estabilización financiera del sector eléctrico. También en esos días han ido apareciendo borradores de Ley (concretamente 13), que han sido enviados convenientemente para ratificación a la CNE (Comisión Nacional de la Energía).

Como ya se ha mencionado, la tramitación es por vía de urgencia y al margen de la ciudadanía (ya que se podría subir por las paredes). Esto implica que el periodo de exposición pública es de 10 días naturales, claramente insuficientes para poder leer con calma el taco de folios que constituyen los borradores (más de un paquete de 500 folios impresos a doble cara). Sin embargo, hay dos que deben preocupar más que los demás. Se trata del Anteproyecto de Ley General del Sector Eléctrico y la propuesta de RD para el autoconsumo. Un auténtico latrocinio. Para verlo, se va a dividir en tres bloques (pero que están muy relacionados entre sí), tal como lo ha expuesto en su artículo Cote Romero, directora de ECOOO y Coordinadora de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético (desde otro punto de vista distinto, pero llega a tildar esta reforma como “ataque contra la democracia”), ahí, y que aquí se van a completar con algunos detalles:

1. La factura de la luz

La factura de la luz se compone de una parte fija o regulada, que atiende supuestamente a los costes del sistema y de otra variable en función del consumo de energía.

La reforma incrementa la parte fija un 77%, séase lo correspondiente con el término de potencia, facturado con unidades €/kW contratado. Esta estrategia tiende a imponer la tarifa plana en la factura de la luz, ya que se paga proporcionalmente más por la parte fija y menos por el consumo energético (aunque no rebaja tampoco su precio).  Eso implica una penalización al consumidor que ahorra energía y que hace un uso eficiente de la misma, desincentivando la eficiencia energética (y eso que la UE está a favor del raciocinio energético). Asimismo, es inaceptable, teniendo en cuenta el contexto de pobreza energética española, donde más de 2 000 000 de familias este invierno han tenido que racionar su consumo de calefacción pasando auténtico frío. Tras esta medida hay dos estrategias claras:

  • Desincentivar que los ciudadanos instalen en el ámbito doméstico plantas de generación de energías renovables. Con una factura de la luz cada vez más cara, y con una tecnología cada vez más accesible, son muchos los que estaban esperando la regulación del autoconsumo para ahorrar en la factura de la luz. La subida de la parte fija provoca que el ahorro que pueda proporcionar una potencial nueva planta de generación apenas tenga reflejo en la factura.
  • Allanar el camino para que se materialice la endemoniada propuesta de la CNE de que sea el consumidor doméstico el que se haga cargo principalmente del coste de la red. Latrocinio en estado puro. Y más aún cuando el consumidor doméstico no puede elegir en la contratación discriminación horaria y hacer así uso de la red cuando más barata es la energía, debido a la derogación de la tarifa nocturna en época de gobierno de José María Aznar. Todo queda atado y bien atado a favor de las eléctricas.

2. Autoconsumo

El objetivo del borrador de autoconsumo es impedir el desarrollo del mismo. De entrada, no regula ni siquiera el tan esperado autoconsumo con balance neto, un mecanismo utilizado en otros países por el cual las plantas de generación limpias (paneles o pequeños molinos en tejados) pueden realizar un trasvase de la energía excedentaria con la red generando un derecho de compensación de energía para los períodos que la planta no produzca. Este mecanismo facilita el desarrollo de las energías renovables entre la ciudadanía, al abaratar los costes de la instalación al no ser necesario el uso de baterías para almacenar los excedentes. El gobierno, desoyendo el mandato imperativo de regular este mecanismo, deja claro que no lo va a fomentar. Además, el borrador impone un gravamen al autoconsumo instantáneo que en la actualidad existe. Por la energía que se produce y que se va a autoconsumir sin pasar por la red, se impone un peaje de respaldo, término acuñado por Iberdrola, para costear los pagos por capacidad, es decir, para sufragar a las plantas privadas de ciclo combinado de gas. Sin palabras.

Además, a las plantas existentes y a las nuevas se les exige dispositivos costosos de telemetría y un nuevo contador que envíe la señal al sistema de la energía que se produce y se autoconsume, pero no globalmente, sino minuto a minuto para poder comprobar la diferencia entre lo producido y lo consumido. Todo eso unido a que la energía excedente instantánea no se remunera (el productor pierde ese dinero) y la deficitaria se factura ¡a precio libre (hasta 0,27 €/kWh)!,  las eléctricas se aseguran seguir contando con la gallina de los huevos de oro de la facturación eléctrica.

Por si fuese poco, el borrador recoge la obligación de legalizarlas en el plazo de dos meses y en caso contrario, se considerará falta extremadamente grave, con multas de hasta 60 000 000 €. Asimismo, el Ministerio de Industria tendrá potestad para acceder a los inmuebles y comprobar la existencia de una planta de generación no legalizada sin la necesidad de obtener previamente orden judicial (¿allanamiento de morada?). En definitiva, las trabas económicas al autoconsumo en el ámbito doméstico pueden llegar a fomentar la desobediencia civil, de ahí que tener un panel en casa sin legalizar tenga un tratamiento tan desmedido. Otra vez, atado y muy bien atado.

3. Las energías renovables

Una vez más, las energías renovables son las víctimas de la política energética, lo cual es evidente si no se pierde de vista que las grandes corporaciones han desplegado toda su maquinaria para expulsar a la competencia del mercado. De ahí que el parque renovable existente vuelva a sufrir recortes económicos de manera retroactiva. Dejan de ser retribuidas conforme a una prima aprobada en normas anteriores para ser retribuidas a precio de mercado más un complemento a la inversión. En última instancia va a suponer un recorte significativo e injusto de los ingresos que el BOE se comprometió a pagar a los que apoyaron con su dinero la producción limpia de electricidad. De las renovables a futuro, mejor ni hablar. Sigue vigente la moratoria a los nuevos proyectos. Los pocos que se realicen serán previo concurso. ¿Adivinan a quiénes se les van a adjudicar? Pregunta retórica.

En resumen, se sigue con los combustibles fósiles y el cambio climático y el Protocolo de Kyoto son palabras bonitas que quedan en papel mojado como de costumbre. ¿Interés popular? No, interés de los grandes magnates económicos de este país.

Anuncios
Publicado en Economía | Deja un comentario

¿Cuántas veces tendremos que tropezar en la misma piedra?

Se dice que el ferrocarril es el transporte más seguro que existe. Yo puedo añadir que es, sino el más cómodo para el pasajero, uno de los más cómodos. También, salvo contadas ocasiones, el más económico, especialmente para trayectos de corta y media distancia. El ferrocarril une.

Sin embargo, se quiere un sistema ferroviario medianamente decente. Parece que no es demasiado pedir o, al menos, en teoría. Pues parece que sí lo es. Y, lo peor del caso, parece que no se aprende de los errores. O quizás no interese aprender de ellos.

El 3 de julio de 2006, a las 13h03 CEST, un tren metropolitano descarrila en la curva de entrada a la estación de Jesús (línea 1), perteneciente a la red de Metrovalencia. La principal causa del accidente, resumiendo, había sido un exceso de velocidad del maquinista unido a la insuficiente cantidad de balizas presentes en la vía. Supuestamente, el maquinista debía frenar el tren para circular por la curva a 40 km/h cuando el tramo anterior estaba señalizado a 90 km/h de velocidad máxima. Demasiada diferencia de velocidad para demasiado poco espacio físico.

El sistema de seguridad de la vía, además, era en ese momento el denominado FAP (Frenado Automático Puntual), similar al ASFA instalado en la mayor parte de la red ferroviaria española. Costando un 97,5% menos que el sistema ATP (instalado en los metros de Madrid y Barcelona), este sistema sólo controla la velocidad de la línea en los puntos considerados críticos, dejando en manos de la responsabilidad del maquinista el control de la velocidad en el resto de la línea. El sistema ATP, similar al sistema europeo ERTMS instalado en las redes de media y alta velocidad europeas, controla la velocidad a lo largo de la línea, lo que hubiese evitado el accidente al subsanar el supuesto despiste del maquinista.

Sin embargo, ese accidente no ha tenido suficiente atención mediática. Estaba en aquella época muy próxima una visita papal a Valencia, lo que provocó el mutismo de la clase política e influyente valenciana. Y eso que 43 muertos y 47 heridos eran las cifras derivadas del accidente. Para intentar tapar el asunto, según un programa “Salvados”, emitido en La Sexta a principios de 2013, Juan Cotino, actual presidente de las Cortes Valencianas, intentó sobornar a las familias de las víctimas incluso ofreciendo cargos influyentes en la Comunidad Valenciana con sueldos más que aceptables como compensación por no soltar prenda acerca del accidente. Una gran mayoría de los afectados, por suerte, no aceptaron de aquella la oferta.

El culpable del accidente, y más estando muerto, era el maquinista. Era lo que interesaba que fuese. Y se acabó el meollo. Además, para tapar más el asunto, la estación de Jesús se había renombrado durante varios años como Joaquín Sorolla. Sólo después de años de presión ciudadana, con concentraciones y manifestaciones incluidas, el pueblo valenciano consiguió que se abriese una investigación acerca del accidente. Se renombró finalmente la estación como Joaquín Sorolla – Jesús y se instalaron varias balizas adicionales, además de depurar alguna responsabilidad más.

Últimamente, harto de ver el vídeo de cómo ha tenido lugar el descarrilamiento del tren Alvia Madrid – Ferrol a la altura de la curva de A Grandeira (Angrois, Santiago de Compostela, A Coruña), no consigo más que cabrearme viendo cómo la historia se repite otra vez.

Se trata, como se puede ver en el vídeo anterior, de un descarrilamiento en una curva (¡otra vez!) que debía ser tomada a una velocidad máxima de 80 km/h cuando el tramo anterior tenía una velocidad máxima de 220 km/h (¡otra vez un descenso acusado de velocidad!). El sistema de seguridad instalado en la vía, como supuestamente ya se trata de una vía de prestaciones convencionales, ancho convencional y trazado antiguo, era el ASFA (Anuncio de Señales y Frenado Automático), que sólo frena cuando el maquinista omite una señalización de precaución o frenado (semáforos) o supera los 200 km/h, dejando el resto del control sobre la responsabilidad del maquinista (¡otra vez lo mismo!). Esta vez 79 muertos y una gran cantidad de heridos. La instalación del sistema ERTMS, como en la gran mayoría del tramo Ourense – Santiago de Compostela, habría evitado el accidente (¡se repite todo!).

El culpable de este accidente, por el momento, es el maquinista (¡otra vez!). Sin embargo, Adif, como tiene proyectos muy importantes pendientes de contratación (Brasil, Rusia, Arabia Saudí, etc.), se empeña en decir que esa línea no era de alta velocidad sino “de velocidad alta” y se afana en poner rápidamente sistemas de contención de velocidad. Balizas a 160 km/h a 4 km de la curva, seguidas de otras que obligan a ir frenando paulatinamente, bajo pena de frenado automático del tren, hasta llegar a la curva, que ahora está marcada con velocidad máxima de 30 km/h. Las balizas son ASFA (¡NO PUEDE SER!), más baratas que las eurobalizas ERTMS. Todavía no ponen control continuo de velocidad en la vía. ¿Qué tiene que pasar para que se instalen las eurobalizas en ese tramo?

Parece que todos esos muertos en accidentes ferroviarios no sirven para nada. Así nos luce el pelo.

Publicado en Sucesos, Transportes | Deja un comentario

Metro en Vigo ya es necesario

El tráfico en Vigo es muy caótico, especialmente a última hora de la tarde. Aun estando inmerso en una crisis económica y teniendo cerca del 40% de la población activa en paro, se calcula que por Vigo circulan diariamente más de 200 000 vehículos, lo cual, unido a que Vigo es una ciudad que ha crecido en los últimos 100 años a una velocidad descomunal, sin planificación urbanística de ningún tipo concreto, genera un caos circulatorio de proporciones ya considerables.

La solución al problema ha de ser un medio de transporte económico y rápido, que permita recorrer distancias importantes en un corto periodo de tiempo, que pase a intervalos suficientemente cortos para evitar desesperarse esperando su llegada y que despeje un poco la superficie. El medio de transporte que cumple todas las condiciones anteriores es el metro (o tren metropolitano, como se le quiera llamar).

Parece que los regidores locales ya se han dado cuenta del problema, y no hoy, ni ayer, ni anteayer, sino ya desde hace cerca de 15 años. Pero sin solución. El primer proyecto, mal definido; el segundo, supuestamente irrealizable; el tercero, la Xunta se hace la sueca; el cuarto, la Xunta dice que no se puede gastar ahí el dinero, etcétera, etcétera, etcétera. Siempre excusas para que el proyecto no salga adelante. Mientras, los presupuestos se van para que algunas otras ciudades, de tamaño más reducido que Vigo y cuyos nombres no menciono ya, construyan su enésimo cinturón de circunvalación.

En Vigo nos estamos empezando a hartar. Y más viendo que casi todas las ciudades importantes de Andalucía tienen metro, que ahora a Gijón le van a hacer metro y que Vigo, como de costumbre, se quede sin él por un constante tira y afloja de palabrería entre políticos, que mucho hablan y poco hacen.

Lo ideal sería un sistema de líneas como el que se muestra en la siguiente imagen, quizás con alguna estación menos de las indicadas. No es realizable a corto plazo, pero sí es especialmente interesante la construcción y puesta en marcha de las líneas a la Universidad y al aeropuerto, pues el transporte público es claramente precario y las plazas de aparcamiento claramente insuficientes. Todo ello unido a que el medio de transporte que obligan a utilizar es altamente contaminante y cada día más al alcance de unos pocos.

METROVIGO

Propuesta de líneas para un metro en Vigo.

Publicado en Transportes | Deja un comentario

Ahorro de electricidad en tiempos de crisis

Dado que estamos en tiempos de crisis y que, ante los más que previsibles recortes a los presupuestos de los ayuntamientos en plena campaña de recortes por parte del gobierno central, el ayuntamiento de Vigo ha optado por el viejo truco de ahorro de electricidad aflojando bombillas (o no conectándolas a la electricidad soltando cables, viene siendo lo mismo). Las consecuencias son un ahorro del 30% en el gasto de electricidad en concepto de alumbrado del centro de Vigo, no notándose demasiado la bajada de luminosidad, como se puede observar en la siguiente imagen.

ejemplo de ahorro en iluminaciónTres bombillas están encendidas de un total de cinco y, aún así, la calle está suficientemente bien iluminada, ya que las bombillas que se han dejado encendidas están en un brazo en línea. Una buena idea para evitar una fuerte subida de impuestos a la población.

Por otra parte, existe un proyecto piloto de una serie de farolas recubiertas de microceldas fotovoltaicas, de tal forma que durante el día obtengan suficiente energía de la luz solar para autoiluminarse de noche, reduciendo notablemente la factura eléctrica. El problema de estas farolas es principalmente su precio (alrededor de 5000€ cada una), especialmente en época de falta de fondos. Sin embargo, vienen con barniz anti-pintadas, son bastante estéticas y no se diferencian demasiado de las demás (de hecho, pasan bastante desapercibidas). De pasar los tests adecuadamente (se verá en julio, cuando haya pasado un año funcionando) y ver que la cantidad de energía captada por el recubrimiento es suficiente para mantenerla encendida de noche la mayor parte del año sin tirar de la factura eléctrica, se irán sustituyendo las farolas más antiguas que se vayan estropeando por nuevas farolas de ese tipo. Si son reales todas las bonanzas que cuentan sobre ellas, el ayuntamiento amortizará su coste con el ahorro que supondrá en la factura de electricidad de aproximadamente un año.

Publicado en Economía | Deja un comentario

El no voto presencial. Procedimiento y motivos.

a) Procedimiento

El No Voto Presencial consiste en las siguientes cinco acciones:

  1. Descargar, Imprimir y Rellenar (o Rellenar e Imprimir) el Modelo de Reclamación ante la Mesa Electoral, en la que se hacen constar las razones por las que se ha decidido no votar y en las que se expresa la propia opinión sobre el sistema político español, la clase dirigente, la acción de los Partidos políticos, los Sindicatos, los políticos, etc…
  2. Ir a la Mesa Electoral que le corresponde como votante del censo electoral
  3. Identificarse ante la Mesa Electoral
  4. Declarar ante la mesa electoral que NO se va a votar, que se presenta una RECLAMACIÓN ante la Mesa Electoral, de acuerdo a lo establecido en la Ley
  5. Hacer entrega, al Presidente de la Mesa electoral, de la reclamación en la que se han expresado las razones por las que se ha decidido hacer uso del derecho a no votar, se solicita a la Junta Electoral de Zona que eleve a la Junta Electoral Central la reclamación presentada y la solicitud de que se incluya el texto completo de la reclamación en la página web de la Junta Electoral Central.

(Extraído de http://novotopresencial.blogspot.com/)

b) Motivos para hacerlo

El No Voto Presencial: Una manera de extender la protesta social, de manera legal y pacífica, al día de las elecciones generales: Muestra tu indignación, también el 20-N

Si votas, los Partidos Políticos ganan 1,26€ con tus votos al Congreso y al Senado, además del dinero que cogen de las arcas públicas (votes o no votes)

Si vota el mismo número de personas que en las elecciones de 2008 los partidos cobrarán más de 32 millones de euros por el hecho de votarles y cobrarán alrededor de 67 millones de euros por las Elecciones del 20-N, votes o no votes. Puedes contribuir a que se queden con menos dinero público de los españoles si no votas o votas en blanco.

El dinero que van a ganar los Partidos políticos con las Elecciones del 20-N

En 2011 los partidos Políticos se van a autofinanciar con más de 136 millones de euros de dinero público de todos los españoles.

El dinero que van a ganar los Partídos Políticos en 2011 con su financiación

Los partidos políticos se han subvencionado a sí mismos con el dinero público de todos los españoles, para sus gastos, con más de MIL MILLONES de euros (1 049 291 421 €) en los últimos 10 años.

(Extraído de https://sites.google.com/site/novotopresencial)

Resultado: la política es un auténtico negocio de unos cuantos que han conseguido, utilizando más o menos favores, llegar a donde están. Además, quienes salgan elegidos, tienen pensión vitalicia cuando salgan de ese cargo, cuando los demás ciudadanos no tienen esa suerte.

Publicado en Economía | Deja un comentario

Las ¿mentiras? de los PPorros. Campaña electoral

No hacía falta que los medios de comunicación nos dijesen que el pasado jueves, 3 de noviembre de 2011, empezaba la campaña electoral para las Elecciones Generales del 20-N. Nos bombardean, especialmente, los del partido de los PPorros, con un anuncio de propaganda electoral cuya duración aproximada es de 20 segundos – digo que nos bombardean porque es ese anuncio el que más se repite en los dichosos espacios de propaganda en campaña – y cuya finalidad es resumir los contenidos del escrito de programa electoral propuesto para esta campaña. Pienso que es bastante recomendable que se lea con detenimiento antes de extraer cualquier tipo de conclusiones, pues también considero que todo aquello que ponga aquí como humilde opinión personal se va a quedar bastante corto.
Programa electoral del PP

Primera impresión

Diez páginas llenas de palabrería, y no lo digo por estar las diez páginas completamente escritas. Lo digo porque se han dedicado a escribir utopías.

¿Por qué utopías? Un programa electoral bien hecho ha de decir qué cosas se plantea un cierto partido político llevar a cabo y cómo se tiene pensado llevar a cabo (aunque posteriormente haya inconvenientes y contratiempos). Hay que mojarse y no vivir del cuento (aunque también sé que no vivir del cuento no está bien visto por la mayoría de los políticos). Al grano: el documento está formado por diez páginas en las cuales no aparece ni una sola oración en la que se dé a conocer cómo se va a llevar a cabo alguna de sus medidas (ya no se pide que lo expliquen todo al detalle, no somos tan pedigüeños).

Perdonen mi escepticismo y mi incredulidad, pero, ¿cómo van a llevar a cabo todo lo que dicen en cuatro años? ¿Es que van a ser más eficientes que todos los ejecutivos habidos y por haber a nivel mundial? Para mí, la simple escritura de dicho documento refleja una prepotencia astronómica – por favor, que me perdone todo aquel que no esté de acuerdo conmigo, solo son impresiones mías – que les hace pensar que ya están en la Moncloa. Es cierto que cuenta a día de hoy, siempre fiándonos de las encuestas, con los suficientes apoyos para que, según la injusta Ley Electoral española, cuyo reparto está basado en la Ley de D’Hont o Ley de los Partidos Mayoritarios (si no saben de qué va, léanlo aquí), por una parte, y en el dichoso porcentaje de exclusión (5%), por otra parte, obtengan la mayoría absoluta tanto en ambas cámaras (tanto en el Congreso como en el Senado). A lo mejor es que ya la han conseguido, pero es que piensan que ni siquiera puede Murphy jugar su baza en el asunto. Que no se olviden de que puede aparecer en el momento más imprevisible…

Démosle una vuelta a la tuerca…

Profundizando más en la lectura vamos a poder analizar ciertas propuestas bastante destacables, con el fin de poder destapar posibles ¿mentiras? – señores, no se puede afirmar que sean mentiras, pues no tenemos a día de hoy certeza de que lo sean y, además, puede haber alguien que considere que no lo sean y sea capaz de denunciarnos por calumnias y daños morales, nunca se sabe… – ocultas – o quizás no lo estén tanto – entre tanta palabra. No voy a poner todo, pero he aquí cinco muestras bastante representativas:

  • “Plan completo y coherente de reformas estructurales”, para…
    • ¿Favorecer aún más a los empresarios?
    • ¿Abaratar aún más el despido?
    • ¿Quitar aún más convenios colectivos?
    • ¿Bajar aún más los sueldos?
    • ¿Con qué criterios va a valorar la presencia de/ausencia de, alta/baja competitividad?
    • ¿Pisotear aún más los derechos del trabajador de a pie?
  • “Garantizar la igualdad en el acceso a los bienes y servicios”
    • ¿En qué condiciones?
    • ¿O nos pondrán imposible el acceso a los bienes y servicios? No olvidemos que eso también es igualdad, aunque no sea de la forma en la que nos gustaría.
  • “Llevaremos a cabo un plan de austeridad”
    • ¿Es que aún no se han dado cuenta de que la austeridad tal como la plantean no es el sistema óptimo para levantar un país?
    • ¿Qué duplicidades van a eliminar? ¿Las diputaciones, estando gobernando en la mayor parte de ellas? No me lo creo.
    • ¿Qué gastos superfluos van a eliminar? ¿La sanidad, privatizándola poco a poco como ya están haciendo en Castilla-La Mancha y en Galicia? ¿La educación? ¿Las becas? ¿Estudiar estará solo al alcance de los ricos? ¿Operarse de una dolencia o, incluso, ir al médico a una consulta estará solo al alcance de los ricos?
  • “Desarrollo de […] business angels, capital semilla o private equity”
    • ¿Alguien piensa hoy en día que alguna persona va a invertir capital en algún proyecto de tal forma que, si fracasa, puede convertirse en capital a fondo perdido?
  • “Empleo seguro y flexible para todos”
    • Pido que me definan qué es para ellos seguridad y flexibilidad. Lo siento, pero es que últimamente dichos términos se prestan a posibles interpretaciones bien distintas entre sí.
    • ¿En qué condiciones se pactarán los convenios colectivos? Pues, por mucha prevalencia que puedan tener, si son impuestos por la patronal, el remedio puede ser peor que la enfermedad.
    • Van a apoyar con 3 000 € la contratación del primer empleado. Yo pensaba que para contratar un empleado había que tener suficiente volumen de trabajo como para no dar abasto una persona o, en su defecto, todos los socios. Pero a lo mejor no se entiende eso de esa forma hoy en día…
    • ¿Alguna ayuda para el trabajador? Todas las ayudas que veo son para el empresario.
Publicado en Economía | Deja un comentario

Novacaixagalicia, el descalabro de Feijóo

Novacaixagalicia. Sí, ese resultado que prometía Feijóo, ya desde hace más de un año, tan beneficioso, enriquecedor y competitivo para Galicia. Algo que pintaba ser la panacea bajada del cielo, que iría a solucionar en parte todos los problemas de Galicia. Ya se ve cómo los ha solucionado…

Ya desde el principio, desde Vigo no se veía con buenos ojos el plan de Feijóo. Además, en un principio, Feijóo pretendía que Caixagalicia absorbiese a Caixanova. Sea una caja de ahorros con una deuda abultada, incluso con pérdidas en los balances de cuentas y fuertemente vinculada a Fadesa (en quiebra) y, en general, al resto de las empresas del sector inmobiliario del norte de Galicia, que quería absorber otra caja de ahorros con menos capital, pero menos expuesta al sector inmobiliario y, por ende, con mejores resultados en los balances económicos, incluso con beneficios algo destacables.

La oposición de Caixanova, por una parte, y de Abel Caballero, alcalde de Vigo y ya considerado por toda la prensa española “el peor dolor de muelas de Feijóo”, por otra parte, consiguieron que se inclinasen las balanzas hacia el sentido contrario.  Los directivos iniciales de la nueva caja de ahorros resultante irían a ser los de Caixanova y, además, aunque la sede social se estableciese en A Coruña, la sede operativa y de gestión se quedaba en Vigo. No pintaba mal del todo la cosa. Pero ahora se sabe que los altos cargos de Caixagalicia se fueron prejubilados y con altas primas. Es destacable el caso de Méndez, ex-director de Caixagalicia, que pretendía embolsarse 28 millones de euros por su prejubilación. Feijóo lo sabía, pero no le puso freno. Y fue desde el Banco de España desde donde le dijeron que se conformase con, como mucho, 17 millones de euros y que, aún así, ya era un valor muy exagerado.

Además, ahora se sabe también que todos los altos cargos que se han ido, mayoritariamente pertenecientes a Caixagalicia pero también hay alrededor de media docena de ellos pertenecientes a Caixanova, habían recibido unas primas nunca inferiores a 2 millones de euros por cabeza. De hecho, tal como informaba El País el día 5 de octubre, tres de entre todos ellos (excluyendo Méndez, del que ya se ha hablado) se embolsaron otros 23,6 millones de euros: José Luis Pego (10,8 millones), Gorriarán (7,5 millones) y el exdirector adjunto Javier García de Paredes (5,3 millones, tras renunciar a los 4,7 millones que faltan hasta llegar a 10 millones, por sugerencia del Banco de España). Y, según desvela Xornal de Galicia, Feijóo conocía todas las cuantías, no oponiéndose al cobro de ninguna de ellas. Vergonzoso.

En conjunto, se preveían 340 millones de euros para indemnizar a 1 200 personas. De esos 340 millones, más del 70% estaban destinados a altos cargos. Y lo peor del caso, es que la partida final para prejubilaciones no fue de 340 millones de euros (ya escandalosa), sino que alcanzó los 495 millones de euros.

Lo enunciado hasta ahora ya es una vergüenza, pero la realidad aún es peor

Una persona normal, en su sano juicio, pensaría que, ya que han cobrado unas prejubilaciones estratosféricas, estarían alejados de cualquier tipo de puesto de poder y/o responsabilidad. Pero no es así. Al igual que el caso de la Ínsula Barataria en Don Quijote de la Mancha, el caso de esta gente con los cargos se caracteriza igualmente por lo barato que les resulta conseguirlos. Para clarificarnos, pongamos dos ejemplos (pero existen muchos más):

  • José Luis Méndez, sí, el cabecilla de Caixa Galicia durante casi tres décadas. Se jubiló 2 meses antes de la fusión debido a que ya veía que no iba a ocupar cargo en NCG. Aún así, consiguió el cargo de cabecilla de Ahorro Corporación. Pero aún no se queda ahí todo: es vicepresidente de Tecnocom, en el ámbito de las Tecnologías de la Comunicación. Solo por el cargo de vicepresidente se embolsa 78 250 € mensuales libres de impuestos (939 000 € limpios al año). Y aún no he acabado: está en el Consejo de Sacyr-Vallehermoso, por cuyo cargo se embolsa otros 5 500 € al mes (66 000 €/año). En total, sus retribuciones anuales (a parte de la prejubilación) superan el millón de euros, acercándose peligrosamente al millón y medio.
  • Ángel López Corona, además de compartir cargo con José Luis Méndez como consejero de Sacyr-Vallehermoso, con idéntica retribución que éste último, también es alto consejero de R. Sus retribuciones totales anuales no son tan sustanciosas como las del ex-presidente de Caixa Galicia, pero también, si no los superan, rondan los 150 000 € libres de impuestos.

Y ahora, aún por encima, Feijóo se lamenta de lo sucedido

Como último ejemplo del ejercicio de hipocresía típico de la derecha gallega, Feijóo dice que no se esperaba en ningún momento esta situación, inculpando además al Banco de España de todo lo sucedido, cuando el responsable tutelador de la nueva caja resultaba ser, según los estatutos firmados en su día, la Xunta de Galicia, no el Banco de España.

Feijóo dice que el Banco de España infravaloró a NCG, cuando han sido ellos quienes han tirado por la borda la inmensa mayoría del ahorro de los gallegos. Y el Sr. Presidente, como siempre, a favorecer a sus amiguitos. Ya se parece al Sr. Xerardo Fernández Albor, apodado popularmente “O Merendiñas” por las meriendas que se gastaba con sus amigos por cuenta del dinero de los contribuyentes. A Feijóo, como le van más las comidas que las meriendas (ya que ha sido visto varias veces con sus amiguetes en restaurantes de lujo en Sanxenxo, Cangas o Vigo, entre otros lugares), en no mucho tiempo (si no se lo ha ganado todavía) se le llamará popularmente “O Comidiñas”.

Publicado en Economía | Deja un comentario